Month: April 2017

Uncategorized

Las mejores maneras

El mes pasado fuimos a París para firmar una sociedad con una compañía francesa de factoraje financiero internacional, algo que no me causó ningún tipo de inconveniente, ya que a nadie, excepto a muy pocas personas,  les puede caer mal estar algunos días en una de las ciudades más hermosas del planeta tierra.

Por razones del destino y por las buena fortuna que me ha regalado Dios, he podido visitar esta gran ciudad en repetidas ocasiones y algunas de esas visitas han sido de carácter prolongado, por lo que París me resulta un lugar sumamente familiar, en donde puedo decir que mientras me encuentre dentro de los perímetros de la ciudad, nunca me perderé, aunque me encuentre en las zonas menos favorecidas.

Si bien París es una ciudad formidable, uno puede hacer que lo sea aún más si es que se sabe mover de manera adecuada, para así evitar todo tipo de contratiempos, contratiempos que no solo pueden ser muy incómodos, sino que pueden crear orificios en los bolsillos, que pueden arruinar por completo una experiencia que puede ser formidable.

Esto es debido a que París es una ciudad donde la vida en todas sus facetas es sumamente cara para la mayoría de las personas, especialmente para los extranjeros provenientes de países no muy favorecidos económicamente y cuya moneda es débil, como lo es nuestro peso mexicano.

Por supuesto, los parisinos, o al menos la mayoría de ellos, gozan de una muy buena vida, debido a que su aparato económico favorece a las mayorías y a todo aquel que haga el mínimo esfuerzo por salir adelante, además de que los franceses, como regla general, son individuos sumamente trabajadores e industriosos, quienes no gustan de la pereza ni de la pérdida innecesaria de tiempo, como puede suceder mucho en países como España, Italia y Grecia, donde las personas son conocidas por no ser muy trabajadoras, aunque por supuesto todos los países tienen todo tipo de personas y generalizar es imposible.

Algo que recomiendo mucho a los turistas quienes visiten París es el evitar a toda costa los taxis y procurar utilizar lo más posible el servicio de transporte público, que en Francia es muy eficiente y relativamente barato.

Un gran ejemplo de esto es al llegar al aeropuerto, donde muchos turistas cometen el tremendo error de utilizar taxi para ir hasta la ciudad de París, donde generalmente uno tendrá que pagar de 80 a 100 Euros, mientras que si alguien toma el metro que sale del aeropuerto, llegará a París con tan solo 3 Euros, una diferencia muy grande y una diferencia que nos permitirá invertir ese dinero en cosas que verdaderamente valgan la pena, como lo es en los restaurantes.

Al estar en la ciudad, es posible llegar a todos lados a pie, aunque por supuesto que no es la opción si alguien tiene prisa; sin embargo, para el turista común es la mejor opción, ya que es la mejor manera de conocer la ciudad.